DENVER – ACLU de Colorado presentó una demanda hoy contra GEO Group, Inc., por la muerte por negligencia de Kamyar Samimi. El Sr. Samimi, residente legal permanente, falleció en diciembre de 2017, tras dos semanas de detención por parte del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE) en Aurora Contract Detention Facility (ACDF), un centro de detención con fines lucrativos que dirige GEO. La investigación de ACLU de Colorado, que abarcó una demanda por los registros relacionados con el fallecimiento del Sr. Samimi, reveló una imagen desgarradora de sus últimos días y reflejó las condiciones inhumanas y la falta de asistencia médica apropiada en ACDF.

“En el primer día de la detención del Sr. Samimi, el único médico de jornada completa de GEO, cumpliendo la normativa de GEO, ordenó que se le suspendiera la metadona al Sr. Samimi que había estado tomando de manera lícita por 20 años, obligándole así a sobrellevar toda la tortura dolorosa, debilitante y potencialmente fatal de la abstinencia de opiáceos,” indicó el director jurídico de ACLU de Colorado, Mark Silverstein. “Esa orden no tenía justificación médica y precipitó las consecuencias horribles y, en última instancia, fatales que ocurrieron.”

La demanda también menciona al entonces médico de planta Jeffery Peterson. Además de las reclamaciones de negligencia y muerte por negligencia conforme la ley estatal, la demanda sostiene una reclamación conforme a la Ley de Rehabilitación, por discriminar al Sr. Samimi por poseer una discapacidad de trastorno por consumo de opioides.

ACLU de Colorado presentó una solicitud de la Ley por la Libertad de la Información (FOIA) el 20 de diciembre de 2017, en busca de documentos que expliquen lo que produjo el fallecimiento de Samimi. Al haber recibido solamente cinco páginas en respuesta, ACLU de Colorado presentó una demanda el 9 de abril de 2019. Después, ICE publicó la revisión de fallecimiento de detenidos en mayo de 2019.

Tras un encubrimiento inicial por parte de GEO, la revisión interna de ICE del fallecimiento de Samimi encontró varias infracciones de las normas de ICE. Sin embargo, a comienzos de 2019, ICE llegó a un acuerdo con GEO para aumentar la capacidad de ACDF de 1,000 a 1,500 detenidos. Pese a su mayor capacidad, el establecimiento aún cuenta con solo un médico de jornada completa. En el caso del Sr. Samimi, GEO le suspendió la metadona recetada y su personal médico desgraciadamente no se encontraba preparado para tratar el estado de deterioro del Sr. Samimi. El personal lo tachó por error como un “buscador de drogas,” pasó por alto dosis de medicación y no reaccionó de forma adecuada o humana cuando su estado se volvió crítico.

En septiembre, ACLU de Colorado publicó un informe investigativo que reveló varias historias de negligencia médica e incompetencia, además de atención deficiente que aportó al sufrimiento y fallecimiento de Samimi. El informe reveló: “El trágico fallecimiento del Sr. Samimi refleja las condiciones terribles en ACDF, que alberga a cerca de 1,500 detenidos, la mayoría de los cuales se encuentran en procesos migratorios civiles. Habiendo venido a los Estados Unidos en busca de una mejor vida, se encuentran encerrados sin acceso a suficiente atención médica, alimentación adecuada, recursos jurídicos o, en muchos casos, la decencia humana básica.”

Samimi llegó a los Estados Unidos como alumno en 1976 y obtuvo su residencia legal permanente en 1978. Se desempeñó como mecánico y crio a tres hijos, incluidas sus dos hijas en Colorado. Los agentes de ICE lo arrestaron en su vivienda en Thornton el 17 de noviembre de 2017. Falleció bajo su custodia dos semanas después, el 2 de diciembre. Su familia ha estado esperando justicia desde entonces.

“Resulta devastador,” indicó Neda Samimi-Gomez sobre el fallecimiento de su padre. “Nunca tendremos más recuerdos con mi papá. Cuando forme una familia, mi propio hijo nunca tendrá recuerdos de su abuelo. No deseamos que esto le ocurra a otra familia, por este motivo ha sido tan importante que ACLU tome el caso de nuestro padre. Queremos que todo el mundo sepa lo que ocurrió para que nunca vuelva a pasar.”

Además de Silverstein, el equipo de litigio abarca a Sara Neel y Arielle Herzberg en ACLU, junto con el abogado colaborador de ACLU Paul Karlsgodt y su equipo en Baker Hostetler, LLP.

Recursos:
ACLU of Colorado Report (9/19): Cashing In On Cruelty: Stories of Death, Abuse and Neglect at the GEO Immigration Detention Facility in Aurora
Human Rights Watch Report (5/17): Systemic Indifference: Dangerous and Substandard Medical Care in US Immigration Detention
ACLU Report (2/16): Fatal Neglect: How ICE Ignored Deaths in Detention

Case number

1:19-cv-03200